Disfruta Madrid a través de su gastronomía más típica

Por | 8 noviembre, 2017 | 0 comentarios

1

 

No hay viajero que se precie que no pruebe la comida típica de la ciudad que visita. ¿Te imaginas ir a Tokio y no comer sushi? ¿O pasar una semana en Berlín y no disfrutar del kasseler? Pues lo mismo pasa si vienes a Madrid; prohibido irse sin probar alguno de nuestros platos más tradicionales. ¿Quieres saber cuáles son?

Cocido madrileño, el rey de los platos típicos

El cocido es un guiso que se elabora en diferentes partes de nuestro país, siendo este plato de una variedad asombrosa. En Madrid se compone de tres partes bien diferenciadas, llamadas vuelcos: sopa con fideo finos, garbanzos con verdura y carne. Tradicionalmente reservado para las clases más humildes, en el siglo XIX los restaurantes comienzan a ofrecerlo como un plato típico de Madrid, siendo entonces cuando la Corte y las clases más pudientes comienzan a consumirlo.

Para catar un buen cocido madrileño hay que pasarse la taberna La Bola (calle La Bola 5), Casa Carola (calle Padilla, 54) o Malacatín (calle Ruda, 5).

Los callos, el mejor plato para entrar en calor

No hay nada mejor para soportar el frío invierno madrileño que una buena tapa de callos. Esta comida, elaborada a base de estómago, morros, patas y tripas de vaca acompañados por chorizo, morcilla, tocino y pimentón, no es apta para estómagos delicados ni para los que se preocupan por mantener la línea.

Se pueden degustar en casi cualquier bar de Madrid, aunque son famosos los callos del Bar Alonso, El Quinto Vino, Casa Alberto o el Fogón de Trifón.

Caracoles a la madrileña, esos grandes desconocidos

Cocidos a fuego lento en un caldo de carne concentrado durante más de tres horas, estos moluscos están deliciosos si se les añade una guindilla y se acompañan con un vaso de buen vino tinto. Tradicionalmente recogidos en los poblados de Hortaleza o Canillas, hace años eran tan abundantes que, durante mucho tiempo, se preparaban y vendían en merenderos cercanos a los lugares donde se recolectaban.

Casa Amadeo en la Plaza Cascorro o Los Caracoles en la calle Toledo son los templos que todo amante de este pequeño manjar deben visitar para probar los famosos caracoles a la madrileña.

Chocolate con churros, el dulce perfecto

Ya se tomen en el desayuno o en la merienda, los churros con chocolate madrileños están deliciosos. Tan castizos como las chulapas, tienen legiones de adeptos capaces de recorrer de una sentada la ruta de las mejores churrerías de la capital. San Ginés, la chocolatería Valor o las Churrerías Siglo XXI son los locales más demandados en las heladas tardes invernales, donde los madrileños acuden a calentarse de esta manera tan dulce.

Pero Madrid es más que un buen cocido o unos exquisitos caracoles. Un suculento bocadillo de calamares, unas apetitosas gallinejas o unos riquísimos huevos estrellados hay que probarlos, al menos, una vez en la vida. Si se te ha hecho la boca agua, como a nosotros, ven a Madrid y alójate con nosotros. No solo te ofrecemos un hotel único, sino que te aconsejaremos sobre los bares y restaurantes que te dejarán con el mejor sabor de boca. ¡Te esperamos!

 

 

Categorías: Blog

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*