VIVE UN MADRID DE PELÍCULA

Por | 22 mayo, 2018 | 0 comentarios

ss

Madrid es una ciudad de película. Sus amplias avenidas y su arquitectura llena de historia son el escenario ideal para ambientar historias de amor, suspense e, incluso, ciencia ficción. En el post de hoy, hemos seleccionado algunas de las mejores películas que se han rodado en sus plazas y sus calles, con sus edificios como espectadores privilegiados. ¿Quieres conocerlos?

Abre los ojos

Todos los madrileños hemos soñado alguna vez con recorrer una Gran Vía desierta, sin coches ni personas. Y Alejandro Amenábar consiguió hacer realidad ese sueño en “Abre los ojos”.

Icónica es la escena en la que el protagonista, encarnado por Eduardo Noriega, recorre asombrado una Gran Vía totalmente vacía, algo totalmente impensable para el resto de los mortales.

Pero no era la primera vez que Amenábar se sirvió de Madrid para imprimir personalidad a sus cintas. Su ópera prima, “Tesis”, se rodó en los pasillos y en las aulas de la Universidad Complutense de Madrid, más concretamente en la Facultad de Ciencias de la Información.

El día de la bestia

Han pasado más de 20 años desde el estreno de esta cinta de Alex de la Iglesia, y en la mente de todos aún perdura la imagen de Santiago Segura y Álex Ángulo colgados del famoso rótulo luminoso de Schweppes, que viste la fachada del Edificio Carrión.

Pero este no es el único lugar reconocible de la película: el Paseo de la Castellana, con las Torres Kio en el horizonte, es otro de los escenarios que el director supo captar con toda su belleza.

Mujeres al borde de un ataque de nervios

Pedro Almodóvar es un director universal y ha ayudado como nadie a que las calles madrileñas sean reconocidas en todo el planeta.

Esta película, encumbrada por muchos como la mejor comedia española de los años 80, transcurre en el ático de la protagonista, Carmen Maura, que está situado en la calle Montalbán, justo detrás de la actual sede del Ayuntamiento de la ciudad, el Palacio de Cibeles. Desde su terraza se pueden apreciar unas vistas impresionantes del Instituto Cervantes o del edificio Telefónica.

Sin embargo, esta no es la única película de Almodóvar que transcurre Madrid. Otra de las escenas más recordadas, y que pertenece a “La ley del deseo”, transcurre en el Cuartel del Conde Duque. Es allí donde Carmen Maura pide a un limpiador nocturno que la riegue, mientras Eusebio Poncela la contempla.

Ya sea en un papel protagonista o como secundaria de lujo, Madrid es una ciudad digna de ganar el Óscar. Anímate a recorrer las calles donde se han rodado estas películas, descubre otros rincones cinematográficos y ven a Hotel Regente a contárnoslo. ¡Te esperamos!

 

Categorías: Uncategorized

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*